Tensión Arterial

La tensión arterial  (PA) es  la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de arterias y venas es su discurrir a través de ellas con el fin de transportar el oxígeno y nutrientes que necesitan las células del organismo para su correcto funcionamiento.

  • Cuándo el corazón bombea la sangre la presión que se ejerce se conoce como tensión alta o sistólica.
  • Cuándo el corazón se contrae la fuerza que soporta los vasos sanguíneos se denomina tensión baja o sistólica.

Las presiones ejercidas se miden en milímetros de mercurio (mmHg) y clínicamente se ha establecido cuáles son los valores normales que debe presentar un paciente, para considerar que su tensión arterial es la correcta.

¿Cómo controlar la presión arterial?

medicion hipertension sanguineaA todos en mas de una ocasión se nos ha tomado la tensión arterial bien porque hemos acudido al centro médico ante una dolencia, porque seamos donantes de sangre o simplemente en un reconocimiento médico laboral o para practicar ejercicio.

De todos es conocido el proceso de medición de la tensión: Estando sentados y con el brazo izquierdo apoyado en un mesa, el personal sanitario nos coloca un manguito en el antebrazo para que mediante el inflado y progresivo desinflado del mismo, hacen obstruir y liberar la artería determinando el aparato la presión máxima y la mínima de la arteria, con ello se consiguen los valores de la tensión sistólica y la diastólica.

En la actualidad, existen tensiómetros digitales que facilitan la medición pudiendo ser usados sin error por cualquier profano en medicina de ahí que sean muchos los que se han decidido a comprar tensiometros para llevar a cabo auto mediciones diarias con el atractivo que los valores de la presión arterial quedan grabados en el propio aparato y que pueden ser examinados por el facultativo médico lo que le facilitará la elaboración del diagnóstico

 

Aparatos de medición de la Tensión o presión de la sangre sobre las arterias

En el mercado existen desde tensiómetros que solo se usan en laboratorios porque su uso es complicado y porque además emplean el mercurio (actualmente está prohibida la venta de aparatos cuyo uso se basa en este material) hasta otros que pueden ser usados por cualquier persona ya que no se requiere ningún conocimiento previo en medicina.

  • Esfigmomanómetro de mercurio: Utilizado en laboratorios, muy exacto pero para su manejo se requiere una gran formación.
  • Esfigmomanómetro de aire: El tensiómetro utilizado en los hospitales y consultas médicas.
  • Esfigmomanómetro digitales: Muy populares y que permiten realizar la automedición a cualquier persona. Su utilización es muy sencilla, basta con pulsar el botón inicio para que el aparato realice el sólo la medición y muestre en pantalla

tipos de Esfigmomanómetros

Beneficios de la automedición de la presión arterial

  • El sector de la población que debe controlarse con mayor frecuencia la tensión arterial son los mayores ya que una tensión irregular o demasiada alta es síntoma o factor de riesgo de enfermedades que puede poner en riesgo su vida para ello existen en el mercado esfigmomanómetros muy sencillos que no requieren ningún tipo de formación para su uso, simplemente basta pulsar el botón inicio para que el aparato haga por si solo la medición.
  • Los tensiómetros digitales graban en el propio aparato las mediciones realizadas a lo largo de los días lo que facilita que el medico de cabecera valore la evolución de los valores de presión sanguínea a lo largo de los días
  • Una correcta toma de la tensión exige que el paciente esté relajado y son muchas las personas que el simple hecho de acudir al medico les produce alteraciones anímicas incluso se les incrementa su ritmo cardiaco, (conocido como el efecto de la “bata blanca”) por lo que la medición hecha en la consulta del facultativo medico estaría “falseada”, de ahí que la opción de tomársela uno mismo en la comodidad de sus casa adquiere importancia.

 

¿Qué es la hipertensión arterial?

Fuente: http://www.medicinaclara.tv/

La tensión arterial alta o hipertensión es una patología médica de difícil detección ya que no se manifiesta de forma visible y se trata de una presión excesiva de la sangre sobre las arterias.

Los pacientes que presentan esta patología deben tener controlada la tensión de forma rutinaria para evitar que derive en complicaciones de máximo riesgo como pueden ser los infartos de miocardio, trombosis, ictus, etc.

Según los estudios publicados por la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la lucha contra la hipertensión Arterial, en torno a 14 millones de personas sufren de presión sanguínea excesiva y se calcula que a otros 4 millones no se les ha diagnosticado por que se intenta fomentar el uso de los tensiómetros aunque sean de tipo básico como los M2 de la marca omron, muy fácil de usar incluso para personas mayores.

presión arterial alta

 

Causas que provocan la hipertensión

Las causas atribuibles a esta dolencia son de diversa índole, aunque es cierto que son más propensas las personas de la tercera edad a padecerla porque sus arterias son menos flexibles y están más acartonadas, es una patología que afecta a los diversos estratos de población.

Entres las causas de presentar una tensión elevada se encuentra el sedentarismo y la mala alimentación aunque existen otras posibles causas como la genética, sobrepeso, menopausia, etc.

 

Tensión alta: Su prevención

Se puede prevenir y mitigar los valores máximos a los que puede alcanzar la presión arterial siguiendo las siguientes pautas:

  • Consumo de una dieta equilibrada, eliminando casi por completo la sal como condimento de las comidas, racionalizar el consumo de alcohol y café.
  • Practicar ejercicio físico de forma diaria huyendo del sedentarismo.
  • Intentar evitar situaciones tensas o estresantes en la vida diaria
  • De existir antecedentes familiares, hay que adelantarse a los hechos y comprobar con relativa frecuencia los valores de nuestra presión arterial con el fin de detectar cuanto antes la posibilidad de que seamos hipertensos

 

Valores de la hipertensión

La tensión arterial es diferente en cada persona e incluso es diferente dependiendo de a que hora se tome pero para que sirva de referencia de cuando un paciente tiene hipertensión arterial HTA son los siguientes:

  • Presión máxima o sistólica igual o superior a 140 mmHg
  • Presión mínima o diastólica igual o superior a 90 mmHg

Estaremos en un estado de Prehipertensión arterial cuando nuestros valores de tensión máxima sean entre 120 y 139 y cuando nuestra tensión mínima esté situada entre 80 y 89 mmHg.

No se deben confundir estos valores con lo mal llamado: tensión arterial descompensada

 

¿Qué es la hipotensión?

Fuente: Hospital Medica Sur

La hipotensión o tensión baja aparece cuando la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de las venas es inferior a lo que debería ser según unos estándares establecidos por la comunidad medica.

La consecuencia de esta poca presión es que no llegue una cantidad de sangre suficiente al resto del cuerpo produciendo desarreglos.

Para diagnosticar a una persona episodios de tensión baja hay que analizar a cada paciente de forma personalizada, y atender a sus circunstancias personales tales como edad, sexo, etc.

 

Síntomas de la hipotensión

Son diversos los síntomas que puede presentar un paciente en un estadio de hipotensión:

  • Mareos
  • Vértigos
  • Debilidad física
  • Visión borrosa o difuminada
  • Desmayos
  • Falta de atención
  • Somnolencia y desorientación
  • Nauseas
  • Incluso perdida de conocimiento

Clases de tensión baja

Hipotensión Ortostática: La bajada de tensión se produce por un movimiento súbito e inesperado del paciente, sin dar tiempo a que el organismo se aclimate: Levantase muy deprisa.

Hipotensión Ortostática posprandrial: Es la misma situación que la anterior pero con la peculiaridad que se produce después de la ingesta de alimentos.

Hipotensión neural: Desequilibrio entre cerebro y corazón. La consecuencia es que el paciente no es capaz de permanecer en posición vertical.

Hipotensión Ortostática con atrofia multisistemática: (Síndrome Shy-Drager) Patología poco frecuente del sistema nervioso que incide en aspectos de tensión arterial, ritmo cardiaco, etc.

 

¿Qué factores médicos pueden provocar hipotensión?

Enfermedades cardiacas: Existen diversas patologías cardiacas que provocan presión arterial baja como puede ser anomalías en la valvula del corazón, insuficiencias cardiacas, etc.

Bajos niveles de hierro en sangre: La anemia o insuficiencia de glóbulos rojos en sangre provoca bajadas de tensión.

Gestación: Durante la gestación de la mujer se considera normal que los índices de tensión sean mas bajos de los acostumbrados, recuperándose una vez que la mujer ha dado a luz.

Hemorragia abundante: Una pérdida importante de sangre provoca un descenso de la presión (Una de las pruebas previas a realizar una donación de sangre es la medición de la presión sanguínea).

Deshidratación: El organismo para su correcto funcionamiento necesita estar bien hidratado, cuando el cuerpo, por la razón que sea, pierde mas agua que la que ingiere, motiva la aparición de las bajadas de tensión.

 

¿Qué hacer ante una bajada de tensión?

Generalmente se puede resolver la situación sin necesidad de tratamientos específicos, basta con que se siente o se recueste, mantener los pies en alto por encima del corazón y facilitar la ingesta de bebidas frescas.

Si las bajadas de tensión se produce por la administración de ciertos medicamentos, se debe consultar al medico para que prescriba otros diferentes.

Son raras las ocasiones en que se debe asistencia médica especializada, que normalmente aplicaran, via intravenosa, sueros o sangre para hacer aumentar la presión.

Bibliografía:
https://medlineplus.gov/spanish/highbloodpressure.html

https://www.heartfoundation.org.au/your-heart/know-your-risks/blood-pressure